Tomás Setién Fernández

El Mundo de Córdoba


Tal y como ha sido su actuación tanto en el torneo regular como en la larga, kilométrica liguilla referente a la D de la categoría de Veteranos, el equipo aguerrido por los cuatro costados de Crucero Nacional en duelo estrujante celebrado en la cancha casi congelada de La Soledad, terminaría dejando fuera del sarao a su similar de La Legión en dramática tanda de penales, saliendo adelante cinco tantos por cuatro, provocando con esto algo mas que un calor intenso en el pecho de sus múltiples seguidores, que yendo en gran número hacia el fortín ya señalado, terminaron viviendo una jornada inolvidable de futbol.

Luego de haber terminado el duelo en el tiempo reglamentario empatado a un gol, todo se decidiría en el punto de la fatalidad o de la gloria, no fallando ningún disparo los artilleros de Crucero, mientras que los tiradores de La Legión erraría su quinta fusilada para de esa manera salir con la cara apuntando hacia el cielo de la gran fiesta, que determinara el ascenso a la C a los dos equipos finalistas.

Teniendo fiel a su costumbre el zaguero central Miguel Ángel Barreto una notable actuación, destacando por su labor en una zaga que casi no dejo pasar ni el aire, manteniendo a buen recaudo a la peligrosa delantera de La Legión.

De esa forma con solo ocho equipos sobrevivientes de una notable cantidad casi cercana a los cien escuadrones, Crucero Nacional se prepara para afrontar la recta final de una liguilla que ha sido extensa, pero a la vez llena de emociones y de grandes encuentros.

Evocando que el equipo de veteranos de Crucero trae desde hace tiempo una espina clavada, cuando fue castigado por la propia Liga Cordobesa de Fútbol por haber alineado a un jugador ya registrado en otro equipo, por lo cual cayo desde la A a la D, apareciendo su lucha casi idéntica a la de una guerra santa pero en una cancha.