Las palabras de Wilmar Valdez, presidente de la Asociación Uruguaya de Futbol (AUF), más que molestar le generan una gran sonrisa al volante de la Selección Mexicana de Futbol, Javier Aquino, quien recordó la forma en que han sido tratados en Sudamérica.

El pasado lunes, el dirigente del balompié “charrúa” señaló que fue un error que la Conmebol aceptara jugar la Copa América Centenario 2016 en Estados Unidos, al considerar que todo estaba acomodado para que México la ganara.

“La verdad que me da risa, me ha tocado participar en dos Copas América en Sudamérica y la verdad que ni hablar de los arbitrajes, de la forma en que somos también vistos y tratados allá por los mismos equipos, por el mismo país, entonces suena más a una excusa por el partido que pasó y así lo dejamos mejor”, afirmó.

En entrevista el jugador surgido de Cruz Azul consideró que estas palabras más que nada son pretextos, ya que descartó que el torneo esté armado para que ellos logren el título.

“Sí (son golpes de pecho), creo que en ningún momento está armada para nosotros. Todos tenemos las mismas posibilidades, jugamos en las mismas canchas, con los mismos árbitros y con todo”, estableció.

El ex jugador de Villarreal y Rayo Vallecano del futbol de España comentó que aunque es cierto que las gradas les da su respaldo por la cantidad de mexicanos que hay en Estados Unidos, la realidad es que están en otra nación.



Agencias