El ex presidente de la FIFA Joseph Blatter afirmó ayer que fue "testigo de sorteos" en Europa (UEFA) en los que se calentaron o enfriaron las "bolillas" que contenían los nombres de los equipos, pero aclaró que eso "nunca" sucedió en la FIFA.

Blatter reconoció, en una entrevista publicada ayer por el diario argentino ‘La Nación', que es posible "señalizar, calentándolas o enfriándolas" las bolas que llevan el nombre de los equipos en los sorteos, mecanismo supuestamente utilizado para influir en el armado de los cruces o grupos.

"El sorteo (en la FIFA) era limpio hasta el último detalle. Yo jamás toqué las bolillas, cosa que otros sí hacían. Se las puede señalizar, calentándolas o enfriándolas. Es técnicamente posible. No existen en la FIFA, pero fui testigo de sorteos a nivel europeo en los que eso sucedió", sostuvo.

"Pero nunca en la FIFA. Claro que se puede hacer, pero en mi caso jamás sucedió, jamás", agregó el suizo, que fue presidente del órgano rector del fútbol mundial de 1998 a 2015. Blatter explicó que "se ponen las bolillas antes en la heladera" y así saben cuál elegir.

Agencias