Luego de un doloroso descalabro a manos de Argentina, la selección de Chile parecía ante la oportunidad perfecta para lograr su primer victoria, y lo logró cuando parecía destinado al empate al ganar 2 goles por 1.

Fue al 46’ cuando el futbolista de la Juventus aprovechó un robo para filtrar hacia el pico del área, ubicarse en el manchón penal, y recibir un pase de gol para definir directo al segundo poste del guardameta boliviano. Al 61’, Jhasmani Campos rescató el empate para los suyos gracias a un excelso cobro de tiro libre que se coló en el ángulo superior derecho de la meta que defendía Claudio Bravo, quien se estiró al máximo en busca del balón. Y por la vía del penalti, con polémica, pero con lo justo para perforar la meta boliviana gracias a un efectivo cobro de Arturo Vidal, Chile ganó 2-1.

Agencias