A todo santo se le llega y se le ilumina su capilla, con todo e interpretación de un bello himno con el sello de la legendaria y hermosa República de China, tal y como se escucho de pie y guardando respetuosamente silencio, en la ceremonia previa al inicio del partido entre China y Perú, que también sirvió para cortar el listón emblemático del campeonato mundial Sub 20 del voleibol femenil, llegando ya a su décimo novena edición.

Viniendo todo esto en relación a lo que han sido las visitas deportivas de China a la ciudad de Córdoba, siendo los primeros en viajar largas jornadas y llegar a nuestra zona, para ser mas precisos a la cancha del estadio de fútbol Licenciado Rafael Murillo Vidal, aquel seleccionado del milenario y amado país, dentro de un duelo que entre otras cosas importantes sirvió para inaugurar el búnker deportivo arriba referido, un luminoso domingo de los años ochentas.

Y vaya que si tuvieron problemas para la ceremonia protocolaria los directivos del equipo Córdoba F.C. entre ellos Manolo Acevedo, Emilio Fanjul y el inolvidable Alfonso Limón Krauss, sobre todo al momento de honrar a los visitantes con la bella música de su himno.

Escribiéndose ante la premura del tiempo una anécdota inmortal, cuando la gente de pantalón largo del equipo que militaba en la Segunda División Profesional, contrataron a a un afamado grupo de músicos, mismos que cargando marimba y arte, terminaron interpretando aquella melodía titulada En un Bosque de la China, canción que fue netamente popular en la radio azteca por años y años.

Por cierto la Selección China terminó venciendo 3-1 a los cordobeses.


Tomás Setién Fernández

Grupo Arróniz