El Club de Amigos supero 7-6 a los Cañeros La Victoria y con ello se proclamó monarca del Campeonato Intersemanal que organiza la Liga Cordobesa de Beisbol, Crescencio Cruz tuvo una gran salida de seis entradas y un tercio, mientras que la ofensiva realizó su trabajo a lo largo de los nueve episodios.

El triunfo fue para el ya citado Crescencio quien aprovechó la oportunidad de abrir el juego y de paso cumplir en la lomita de las responsabilidades. El apodado “Chencho” fue relevado por el pitcher César Domínguez quien retiró la séptima, octava y novena tanda. La derrota fue para Agustin Calles. Los Cañeros también utilizaron a Juventino Lira quien se encargó de completar el duelo.

En lo que fue la contienda los ahora monarcas abrieron con par de carreras donde su columna vertebral fue la responsable de generar el daño. Los Cañeros heridos en su orgullo respondieron con una raya en la apertura del segundo inning. Dicha situación provocó que los bates del Club de Amigos volvieran a generar los batazos oportunos y con ello tomaron una ventaja cómoda cuando se disputaba el tercer acto.

La diferencia se extendió y el titulo de Amigos era ya cuestión de tiempo. Sin embargo los dirigidos por Raúl Elvira sacaron la casta y provocaron que los casi 300 aficionados que se dieron cita en el Parque Salomé Barojas, se mantuvieran al filo de la butaca. Los Cañeros inclusive se situaron a una carrera de diferencia pero fue el pitcheo de César Domínguez aunado a la gran defensa del cuadro, lo que permitió al Club de Amigos, conservar la ventaja y a la postre finiquitar el gallardete.

Destacaron a la ofensiva peloteros como José Baez, Germán Lopez y Anuar Hazouri, mientras que por los Cañeros respondieron Agustin Mollinero y Alberto Joachin. De esta manera el Club de Amigos consiguió su segundo cetro desde que se volvió a implementar el Campeonato Intersemanal. Mientras que los Cañeros ahora poseen un par de gallardetes y el mismo número de subcampeonato.


Gabriel Quintana

El Mundo de Córdoba