Filadelfia .- ¡Aguas! El vigente campeón de la Copa América despertó.

Chile venció 4-2 a Panamá y con ello se convirtió en el rival de México en Cuartos de Final, el próximo sábado en el Estadio Levi's, en Santa Clara.

Cada vez más parecida a la plantilla que se coronó en 2015, la escuadra chilena exhibió un futbol explosivo y ganó a pesar del portero Claudio Bravo.

El guardameta del Barcelona falló en los dos goles panameños, de peor manera que en el duelo frente a Argentina. La mala suerte que parece rondar al técnico Juan Antonio Pizzi no pesó lo suficiente gracias a que Arturo Vidal dio un partido con mucha bravura, mientras que Alexis Sánchez fue letal frente a la portería rival.

Apenas al 4', Gonzalo Jara regaló el balón en la salida, pero ese error fue poco comparado con el del portero Bravo, a quien se le escurrió un disparo sencillo de Miguel Camargo.

Los panameños requerían la victoria para clasificar, pero Chile tuvo una reacción fantástica. Vidal avisó un par de ocasiones con remates a gol, antes de realizar una pared con Sánchez, cuyo disparo fue desviado por el portero Jaime Penedo, pero el balón quedó a modo para que Eduardo Vargas empatara al 14'.

Al 42', el propio Vargas anotó mediante un remate de cabeza, preciso, tras un centro por izquierda, pero los chilenos no se relajaron. Por ello, al 49' Alexis marcó un golazo, al pegarle de volea al balón, un fierrazo al ángulo superior derecho.

Panamá vendió cara la derrota y falló dos opciones de gol antes de acercarse en el marcador con un tanto de Abdiel Arroyo al 74', un cabezazo débil que otra vez se le escapó a Bravo.

Chile cerró la obra al 88' cuando Alexis marcó mediante un cabezazo, tras un centro de José Pedro Fuenzalida, con lo que reservó el sitio en los Cuartos de Final y con ello la posibilidad de seguir haciendo historia.

Reforma